Los antecedentes.

El problema del picudo rojo – Rhynchophorus ferrugineus es una dura realidad tanto en España como a nivel mundial. Este insecto infecta decenas de miles de palmeras cada año en nuestro país, lo que provoca la muerte de las mismas al no poder detectar su infección a tiempo y, en consecuencia, haciendo inútiles los esfuerzos por el control de la plaga a través de pulverización preventiva o la inspección visual.

Solo en la localidad alicantina de Elche, su palmeral (declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO) fue parcialmente devorado a un ritmo de 50.000 palmeras anuales durante el año 2013, un claro síntoma del grave daño que el picudo rojo está generando en las palmeras de España.

Ante esta situación, la única solución real al problema pasa por conseguir detectar la entrada del picudo rojo en la palmera de manera precoz, antes de que sus larvas comiencen a devorarla internamente, y ahí es donde IoTrees® entra en acción gracias al sistema de detección del picudo rojo de manera inalámbrica, un sistema basado en sensores con conexión inalámbrica LoRa o Bluetooth® que transmiten la información a dispositivos PC y Smartphones a través de diversos gateways.

Nuestra solución al grave problema.

IoTrees® es un sensor sísmico desarrollado, exclusivamente, para la detección precoz del picudo rojo en una gran variedad de palmeras, el cual ha sido desarrollado por un equipo multidisciplinar de ingenieros industriales, especialistas en sanidad vegetal e ingenieros en telecomunicaciones.

El sensor IoTrees® es un sensor inteligente, que proporciona la detección precoz de la actividad larvaria en el interior de las palmeras infestadas, lo que le permite tener las palmeras a salvo, aumentar la eficiencia y control de los tratamientos, así como desarrollar una gestión de plaga contra el picudo rojo.

Es en el estadio L3 y L4 cuando el sensor es capaz de detectar a una sola larva; hablamos de una longitud de la larva de tan solo un centímetro y, en consecuencia, la posibilidad de llevar a cabo el tratamiento correspondiente y salvar la palmera. Gracias a ello, se puede afirmar que el sensor sísmico es capaz de detectar una larva eclosionada de 10-15 días, lo que demuestra la eficacia del sistema.

¿Quieres ver personalmente como funciona nuestra solución?

Podrás concertar una cita previa con nuestro departamento comercial para descubrir más a fondo lo que
IoTrees® puede hacer para mantener a salvo tus palmeras. ¡infórmate!.